29 febrero y 1-3 marzo 2024

JORGE DUTOR y GUILLEM MONT DE PALOL / MONTDEDUTOR

Y POR QUÉ JOHN CAGE?

Jueves 29 de febrero a las 20:00
+ Post-función con los artistas
Viernes 1 de marzo a las 20:00
Sábado 2 de marzo a las 20:00
Domingo 3 de marzo a las 20:00
Idiomas: castellano
Duración: 60 minutos
Edad recomendada: +5 años
Entradas: 14 euros ONLINE // 16 euros TAQUILLA
Comprar
entradas

Creación e interpretación: Jorge Dutor y Guillem Mont de Palol

Pieza escénica coproducida por el Antic Teatre/Adriantic y con la colaboración de LaPorta (Barcelona) y A Ras de Suelo (Las Palmas de Gran Canaria). Estrenada en el Antic Teatre, Barcelona el 22 de septiembre de 2011.

www.montdedutor.com

Instagram: @montdedutor

Facebook: @guillem mont de palol

#JOHNCAGE #MONTDEDUTOR

En septiembre de 2022, estuvimos celebrando el 11 aniversario del estreno de Y por qué John Cage? en Antic Teatre. La experiencia fue tan mágica que de nuevo regresamos a casa, vibrando alto a compartir este trabajo tan querido.
Esta es nuestra primera pieza juntos, con ella descubrimos un lenguaje y nuestra manera de hacer, y también lo que podíamos aportar al mundo de las artes en vivo. Es una propuesta muy sencilla en la que dos personas, Guillem y Jorge, dialogan y discuten sobre qué hacer, sobre cómo afrontar este proceso creativo. Las palabras que utilizan se transforman en sonidos y a partir del ritmo y la musicalidad que inevitablemente producen, tratan de acordar las reglas de un juego en el que el público se sorprende totalmente dentro.


Las vidas de Jorge y Guillem se cruzan una noche del verano de 2008 en Barcelona, Guillem pidió fuego a Jorge y éste se lo dió. Al mes de conocerse ya vivían juntos, y unos meses después empezaron a colaborar creando piezas en pareja, y también algunas colaboraciones, los primeros años en Amsterdam, después ya en Barcelona. Sus primeros trabajos, como YPQJC? y #LOSMICRÓFONOS, nos hablan del lenguaje y las convenciones; los últimos, como El Movimiento o Las cosas del amor, tratan de poner cosas en relación para mover asuntos profundos. Ahora ya ninguno de los dos fuma, pero llevan 15 años cuidando ese fueguito con mucho trabajo y mucho cariño.

Imatge: Jordi Surribas
Subscríbete a nuestra newsletter