Historia

carrer2003-2016. Más de 13 años de intensidad artística, aprendizaje y lucha

En más de 13 años el Antic Teatre pasó de ser un espacio autogestionado a convertirse en uno de los referentes de la escena independiente actual, un centro de recursos para las artes multidisciplinares y uno de los principales agentes dinamizadores del barrio del Casc Antic de Barcelona. 13 años de gran intensidad artística y cultural, de aprendizaje y de lucha para salvar el espacio de una más que posible clausura. En las siguientes líneas se describe brevemente la historia del Antic Teatre, partiendo de la historia de dicho espacio antes de 2003 hasta llegar a los retos que se plantean en la actualidad.

La Prehistoria

ball-de-carnaval-1965

Años 60. Baile de carnaval en el “Círculo Obrero Barcelonés San José”.

El Antic Teatre radica en un edificio que es un antiguo palacio residencial neoclásico, edificado en 1650, declarado patrimonio cultural de la ciudad. Se encuentra situado en el Casco Antiguo de Barcelona, uno de los barrios más antiguos de la ciudad, con un pasado histórico muy vinculado a los gremios de artesanos y al pequeño comercio. Como se aprecia en el nombre de muchas calles de la zona.

En la puerta de acceso principal al Antic Teatre encontramos una placa en la que se puede leer: “Círculo Barcelonés San José”, asociación centenaria que desplegó su actividad en este emplazamiento desde 1951. Asimismo podemos contemplar una vidriera en la zona del bar con una representación de San José, patrón de los obreros.

Dicha entidad, con el nombre completo de Círculo Barcelonés de Obreros San José fue fundada en 1879 por el conocido arquitecto Joan Martorell, al que algunos consideran como el verdadero creador de la fachada principal de la Catedral de Barcelona. En los primeros estatutos de la entidad, se define el “círculo de obreros” como un local adecuado para que los obreros de la ciudad “puedan reunirse en las noches de los días de trabajo y tarde y noche de los festivos, disfrutando de algunos ratos de solaz, honestas recreaciones y hasta perfeccionando su instrucción”. En los primeros años de funcionamiento se desarrollaban actividades relacionadas principalmente con la educación a adultos y niños de la clase obrera, además de actividades culturales y de ocio. Hay que destacar que esta institución era una respuesta de círculos cercanos a la iglesia (dentro del marco de conflictividad social y de lucha de clases que tenía lugar en esa época de revolución industrial en Cataluña) para hacer frente a la creación de ateneos obreros laicos, libertarios y revolucionarios que surgían por todo el país y que desafiaban el orden establecido. Queremos remarcar que a día de hoy el Antic Teatre quiere acercarse a aquellos ateneos revolucionarios y reivindicarlos, aunque sin olvidar que de alguna manera gestiona parte de la memoria del Círculo con la conservación de sus archivos y, especialmente, con el recuerdo de las actividades teatrales que llevaron a cabo sus asociados.

lhereu-escampa-2

cartel-temporada-73-74

En 1951 se mudaron de su anterior sede al espacio donde está situado actualmente el Antic Teatre, en busca de un local social que incorporara una sala de representaciones con suficiente capacidad para poder representar sus espectáculos y organizar allí todas sus actividades teatrales. El teatro amateur, ya desde sus inicios, cuando los grupos de teatro no podían ser mixtos entre hombres y mujeres, siempre fue una de las actividades principales del Círculo Barcelonés de Obreros San José. Ello se aprecia en la gran cantidad de carteles, pasquines, fotografías, artículos de prensa e incluso premios que forman parte del archivo histórico-documental que se conserva de la entidad.

Uno de los grandes artistas que empezó a hacer teatro en esta sala fue Pierrot, uno de los personajes más representativos de la “Barcelona Canalla” de los años 80, conocido por sus espectáculos de cabaret y transformismo. Unos años antes, entre finales de los 60 y principios de los 70, Pierrot, sobrino de una de las socias más activas del Círculo, representó aquí sus espectáculos de Teatro de Impacto. Se trataba de un teatro de terror en el que se mostraban perversidades, horrores, filias y fobias, siempre acabando con un final muy contundente que quería provocar al público el llamado impacto. Todo esto en el marco de una censura que Pierrot sabía muy bien esquivar con textos y vestuarios alternativos en el caso de visita de los inspectores.

Desde el final de la Guerra Civil y hasta finales de los 70, junto a agrupaciones teatrales como el Grupo de Teatro Jaris, en El Círculo Barcelonés de Obreros San José, también se daba cobijo a múltiples entidades: la Escuela de Arte Integral Wartburg, el Cine Club Jaris, la Peña de Arte Vi.Com.Qui, entre otras.

En los últimos años de actividad del Círculo, alrededor de 1978, la entidad Coordinadora de Col·lectius per l’Alliberament Gai (C.C.A.G), realizaba sus asambleas en el espacio y también presentó diferentes espectáculos en la sala con la participación de miembros del colectivo.

01. Portada2

Revista número 6 (Julio/Diciembre de 2012) que anunciaba el homenaje a Pierrot en el Antic Teatre.

Una de las asociaciones creadas en el seno del Círculo Barcelonés de Obreros San José, la Agrupació Ciclista Independents, a día de hoy, aún realiza sus reuniones de junta y asociados en el espacio del Antic Teatre. Esta entidad fue creada el 1989 y sigue vigente contando con más de 80 socios.

Coincidiendo con la crisis del asociacionismo de los años 80 y 90, la actividad del Círculo decayó y prácticamente desapareció su actividad social. El espacio tan sólo se mantuvo abierto para algunas actividades recreativas, como futbolines y dominó, o como sede de reunión de algunas entidades. También se sucedieron diversas iniciativas de hostelería sin éxito. Esta situación de oscuridad y vacío se prolongó durante 20 años, hasta 2003, cuando el espacio fue redescubierto y se abrieron una vez más sus puertas para una nueva actividad social y artística.

2003-2005. Redescubrimiento del espacio y autogestión

El 27 de marzo de 2003, la creadora y artista independiente Semolinika Tomic y otros artistas de ámbitos multidisciplinares, buscando un espacio para poder ensayar sus creaciones, descubrieron, en el mismo centro de la ciudad de Barcelona, el Antic Teatre: un antiguo palacio que tenía una sala de representaciones. El espacio estaba cerrado, abandonado y en ruinas. Su ubicación era realmente particular, en la calle Verdaguer i Callís número 12, a sólo 30 metros del Palau de la Música, lugar en el que, en aquellos momentos, Félix Millet operaba impunemente con el dinero público de todos los ciudadanos para sus propios intereses.

roger-bernat

“De la impossibilitat de conjugar el verb estimar” de Roger Bernat con Juan Navarro y Santiago Maravillas, 23 de Abril de 2003, primera actuación en el Antic Teatre después de su reapertura.

Llegaron a un acuerdo con el presidente de la asociación para poder realizar su actividad allí. Poco después, Roger Bernat, junto con Juan Navarro y Santiago Maravillas, les propuso presentar un espectáculo en la sala. Era un montaje que formaba parte del ciclo Bona Gent, producción del Mercat de les Flors. Una serie de performances que se desarrollaban en espacios no comerciales ni convencionales de Barcelona.

A partir de entonces, gracias a un gran trabajo colectivo y voluntario de artistas y amigos, se limpió el local y se puso a punto para poder realizar las primeras actividades abiertas al público. El día 23 de abril de 2003 se hizo una fiesta de celebración de reapertura del espacio y el día 24 de abril se presentó el espectáculo “De la impossibilitat de conjugar el verb estimar”. La prensa que asistió ese día ya auguró que había nacido un nuevo punto de agitación cultural en la ciudad.

Después de este primer espectáculo se fueron realizando más representaciones de otros artistas, que demostrarían la necesidad existente de un espacio de exhibición regular en la ciudad para espectáculos basados en la innovación y el riesgo.

La forma de organización durante este período era la autogestión. Los ingresos del bar servían para pagar el alquiler del local y todos los gastos. Los artistas residentes vivían de sus propios proyectos y espectáculos, pero trabajaban de forma voluntaria en las diferentes tareas del día a día del Antic Teatre para poder sacar adelante el proyecto (bar, taquilla, producción técnica, limpieza, programación y gestión en general).

En el 2004 Semolinika Tomic recibió el Premio FAD Sebastia Gasch, premio que se otorga para distinguir la aportación más destacada del año en relación a las personas que proponen miradas diferentes e innovadoras en el mundo del espectáculo. El Premio que se otorgó a Semolinika fue “por la resurrección del Antic Teatre, que ha pasado de centro cívico abandonado a escenario vivo de la creación contemporánea”.

Ese mismo año se recibió también, el Premio de la Feria Internacional de Teatro y Danza de Huesca a la programación más innovadora en España.

2005-2008. Lucha política para evitar el cierre del espacio

article-desembre-2007-el-periodico

Noticia en el Periódico 28/12/2007

En el 2005, se recibió una orden en la que se estipulaba que el Antic Teatre debía cerrarse en 24 horas, ya que no disponía de una licencia de actividad actualizada.

A partir de ese momento se inició un proceso de diálogo con los políticos responsables para poder evitar el cierre del espacio. No bastaba con una prórroga, era necesario garantizar la estabilidad en un futuro y conseguir actualizar la licencia de actividad a las nuevas normativas de seguridad y accesibilidad. Para ello eran necesarias unas obras de reforma estructural del edificio que tenían un coste de aproximadamente 500.000€.

En el 2007 Semolinika dejó su actividad artística para centrarse plenamente en la gestión del Antic Teatre y la obtención de la subvención para la reforma mediante el Consorcio del Plan de rehabilitación y equipamientos de teatros de Barcelona, única vía para evitar el cierre del espacio. El día a día del trabajo en la oficina del Antic Teatre pasó de diálogos con los artistas para organizar la programación estable del espacio, a diálogos con abogados, notarios, arquitectos, constructores, políticos y banqueros. Sin embargo, en este período, la actividad social, cultural y artística en el Antic Teatre nunca cesó.

Para poder disponer del apoyo público para realizar la reforma, el Antic Teatre tuvo que crear una empresa (Antic Teatre – Espai de Creació S.L.). Esta empresa gestiona la mayor parte de la actividad económica del proyecto, aunque la filosofía sigue siendo hoy en día la de una entidad no comercial, sin ánimo de lucro, donde todos los beneficios se invierten en la propia actividad. La Asociación (que cambió su nombre de Círculo Barcelonés San José a Associació Antic Teatre – Espai de Creació), sigue en activo para desarrollar determinadas actividades sociales.

También en el 2007, y dado a que en breve la sala dejaría de estar operativa por los trabajos de reforma, se alquiló el espacio Adriantic, espacio de investigación y residencias artísticas del Antic Teatre. Una nave industrial de más de 500m2, situada en Sant Adrià del Besós, a 20 minutos en metro del centro de Barcelona. Este espacio estuvo operativo hasta finales de 2015.

2008-2009. Ejecución de la primera parte de la reforma

En el 2008, después de concederse la subvención del Consorcio del Plan de Rehabilitación de Teatros de Barcelona se iniciaron los trabajos de ejecución de la reforma. Fueron seguramente los años más duros de la historia del espacio.

Con el otorgamiento de la subvención la lucha no se daba por terminada. Era necesaria la búsqueda de un crédito como anticipo de la subvención pública, ya que ésta no se haría efectiva hasta que el trabajo no estuviera realizado y pagado. Además, la subvención no cubría el 100% de los gastos de la reforma y el Antic Teatre también tenía que cubrir una parte con sus propios recursos. La búsqueda de financiación coincidió con el estallido de la burbuja financiera, en otoño del 2008, con la caída de Lehman Brothers y el reconocimiento de una crisis en el sistema económico mundial. Fue un periodo muy agotador, del que hasta la prensa se hizo eco con artículos con titulares como “El Antic Teatre se ahoga” (Setmanari El Triangle, 15/09/2008) “La crisis sí acecha a l’Antic Teatre” (Público, 12/09/2008).

antic-goes-electric-adriantic-2009

“Antic goes electric” en el Adriantic, 2009.

Se tuvo que adelantar todo el dinero que se destinaba a la actividad para la reforma. Esto supuso que el personal estuviera varios meses sin cobrar sus sueldos. Finalmente, se consiguió la financiación mediante l’Institut Català de Finances, con lo que se pudo dar continuidad al proceso.

La reforma integral del edificio supuso múltiples actuaciones (haz clic aquí para conocer más sobre la reforma).

La actividad del bar continuó durante las obras. Entretanto, la actividad artística se desarrollaba en el espacio Adriantic. Nuevamente, la actividad social y artística del Antic Teatre no cesó en ningún momento.

2010-2016. Consolidación y futuro

Finalmente, el 16 de enero de 2010, se reinauguró el teatro con la nueva sala. Las obras de reforma aún no estaban del todo finalizadas. Faltaba la construcción de unas nuevas gradas y de los camerinos aplazadas para una segunda fase de reforma prevista para el 2013.

Una vez la programación estable de espectáculos volvió a Verdaguer i Callís, el espacio del Adriantic se conviertió en un espacio de investigación y de residencias artísticas, acogiendo a más de 20 compañías al año que desarrollaban ahí sus creaciones.

En este período, una vez recuperado el espacio de exhibición, se consolidan algunos de los proyectos ya iniciados y se realizaron proyectos nuevos. Se racionalizó la estrategia de proyectos y actividades, en relación al apoyo al artista en toda la cadena de valor de la creación. Desde la concepción de la primera idea (residencias artísticas de investigación y creación), pasando por la producción de esta idea (residencias artísticas de creación y de producción) y por su materialización (exhibición del espectáculo en el Antic Teatre) hasta su promoción y difusión (a través de un plan de comunicación, plan de gestión de públicos y plan internacional), y llegando a su posterior distribución (Management nacional e internacional).

En este período se puso especial énfasis en el plan de internacionalización del Antic Teatre, que incluye el proyecto cav_a: Catalan artists visiting ___ artists, y el proyecto B2B: Barcelona<>Berlín. Un gran paso adelante en la internacionalización del espacio se dió en mayo del 2012, cuando el Antic Teatre entró a formar parte de la red de espacios culturales independientes Trans Europe Halles, una de les redes culturales más antiguas y más activas en Europa.

En noviembre de 2013, después de la última fase de la reforma, se logró la licencia definitiva para realizar actividades.

A parte de los proyectos de apoyo a la creación, se reforzaron las acciones sociales y de vinculación con la comunidad con la creación del proyecto comunitario del Antic Teatre, que se trabaja. En una primera fase, se trabajó con las personas mayores que viven en el mismo barrio y, en la segunda (a partir de 2015) con niños y niñas también del vecindario.

llibre-10-anys

Libro de los 10 años del Antic Teatre.

La actividad del Antic Teatre es realmente muy intensa y dinámica. Cada año actúan en el espacio unos 200 artistas. Hablamos de más de 60 espectáculos diferentes al año. Esto sólo en relación a la programación regular. Además, también se realizan actividades en colaboración con otras entidades, así como festivales de producción propia, como por ejemplo: el festival de cortometrajes de terror Antic Horror Picture Show, el encuentro Off-Sant Jordi, la acción en las calles del barrio ATAC (Antic Teatre Al Carrer), etc. Junto con estos, se contabilizan más de 280 días de actividad en la sala por año, con un total de asistencia anual de 11.000 personas.

Actualmente, el proyecto del Antic Teatre sobrevive gracias al esfuerzo de muchas personas que creen en él. Algunas de éstas cobran por su trabajo y otras son amigas o artistas que nos ayudan ocasionalmente sin ninguna retribución a cambio. Son colaboradores voluntarios, estudiantes en prácticas, etc.

Subscríbete a nuestra newsletter